“Diosa de nuestros cacaotales, vela por esta cosecha que convertiremos en alimento divino. Diosa Ixcacau, danos con tu fruto sabiduría espiritual, vitalidad y longevidad para honrarte y ofrecer en tu nombre las bondades del grano sagrado”